El diario de la Señorita Kadbury

Por qué amo la música

Posted on: diciembre 10, 2009

Hoy tuve clase de canto – en realidad de técnica vocal-  , luego de una noche de mal dormir, y habiendo tenido clase ayer.

El profe, divino total, había armado la clase  o quizás la fue armando sobre la marcha, centrada en la conciencia del cuerpo. Empezamos aflojando las falanges mientras vocalizaba, seguimos por las muñecas, los codos, etc.

Y pasó: en un breve instante, la música estaba fluyendo. Por más que fueran escalas o solo A aguditas y arriba, la hermosa música me estaba conectando con eso que hay más allá de nosotros.

Centrada, relajada, abierta. Gracias, gracias, gracias por esa hermosa conexión.

Uno puede ir aprendiendo de a poco a encontrar sus modos de conectar, pero la música está ahí en el aire, flotando. Haciendo de canal entre uno y el todo.

Cuando uno logra aunque sea por unos minutos conectar con esa gran masa de ¿energía? superior del universo, es un orgasmo. Y es la música la que me lo ha permitido.

Eternamente agradecida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Manifiesto

Entre dudas existenciales, crisis vocacionales, amigas, amigos, chongos, novios, potenciales, ex-novios, amor, sexo, música, exámenes y más dudas existenciales, les escribe la Srita. Kadbury. Esta fanática del chocolate y los tés especiales, cuenta un poco de lo que va percibiendo adentro y fuera de sí. Atenti...

Únete a otros 8 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: