El diario de la Señorita Kadbury

Mil cosas…

Posted on: enero 30, 2010

Antes que nada, pido disculpas a mi escaso (casi nulo) público por mi ausencia.

Estuve con muchas cosas entre manos, en la cabeza, en el alma como para sentarme a escribir.

Entre manos, estuve ayudando un poco en el video de cumple de 60 de mi madre, organizando un mini-viajecín a punta del este con amigas, disfrutando a full de la playa y la amistad.

¿Hago la gran catársis? ¿Será demasiado bombardeo de información?

Buen, sí, lo necesito. Recapitular. De más cercano para atrás.

Hoy vi a el-ex. No lo veía desde la vez de los besos postnavidad. Había recibido un mail entremedio por motivos familiares (gratos: el nacimiento de mi sobrino) y nada más. Asado de 15 personas en lo de un amigo en común, me llama aparte para hablar. “Yo no sé si contarte o no, pero vos me dijiste que si estaba con alguien, querías enterarte por mí. Así que eso, estoy saliendo con alguien”.

Esbocé una buena sonrisa, lo felicité, le pregunté si la conocía… Terminó diciéndome que todavía había cosas que no le cerraban… No sé qué significa eso. Preguntó por mí. Yo sola, muy bien, no necesito estar con nadie. Super cierto, pero no quita que me gustaría que alguien me moviera el piso de verdad.

En fin, quedé un poco sensibilizada… Más el video que hizo mi hermano. Más descubrimientos en terapia.

Ese es otro capítulo. Descubrimiento en terapia.

Le conté a mi psi que, desde que leí un capítulo del último libro de Rolón, tengo la sensación de que mi vocación de psicóloga está como parte de un destino escrito antes que mi nacimiento.. y que no le puedo huir. Pero que tampoco me veo estudiando eso ahora.

El descubrimiento pasa por asumir que elegir una carrera pensando en una vocación, en un trabajo, es una decisión ADULTA, parte de una adultez. Y que esa adultez me asusta. Entonces estiré un poquito esta etapa, haciendo una carrera más tipo college, formación más general dentro de lo que me interesa (la cultura). Enriquecedora, por cierto, pero no necesariamente de lo que quiero trabajar. La voy a terminar, mientras intento descubrir por qué rechazo la de psicología. Algunas cosas ya las sé: es lo que mi mamá hubiese querido estudiar y siempre intentó convencerme de que estudie.

También decidí este añov2010 empezar un curso serio de teoría musical. Es un curso que se adapta bastante a mis necesidades e inquietudes (supongo).

Hasta acá llega mi energía por hoy. Mañana quizás amplie o abra nuevos temas.

‘Ta lueguito!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Manifiesto

Entre dudas existenciales, crisis vocacionales, amigas, amigos, chongos, novios, potenciales, ex-novios, amor, sexo, música, exámenes y más dudas existenciales, les escribe la Srita. Kadbury. Esta fanática del chocolate y los tés especiales, cuenta un poco de lo que va percibiendo adentro y fuera de sí. Atenti...

Únete a otros 8 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: