El diario de la Señorita Kadbury

De vuelta chez moi.

Posted on: febrero 26, 2010

Qué linda escapadita familiar!

Me había olvidado un poco lo que era estar rodeada de gente 24 hs. al día, amoldar tus horarios y deseos a los del grupo, presenciar tensiones, momentos lindos, modos de ser.

Ahora de vuelta, a pensar en el comienzo de clases, en el trabajo, en la música, en este 2010 que está arrancando.

El trabajo consiste en subir información de eventos españoles -recitales, muestras, obras de teatro, etc- a una web, española también. Empiezo el lunes.

Debo confesar que aquí hice una pausa de unas varias horas… en la que vi al potencial de los posts anteriores.

Es hermoso. Parece sincerísimo. Hablamos super bien. Hasta de nuestra ENORME diferencia de edad. Quizás numérica no suena tan grande (siete), pero es una diferencia que se siente en los momentos de la vida que estamos. Además, él se separó hace relativamente poco de una relación muy larga (precedida por otras largas relaciones) y necesita estar solo. Lo hablamos. Yo le confesé que pertenecía a los EEAA (enamoradizus.anónimus) y del miedo que eso me producía. Porque me conozco y a la primera que alguien me gusta un poco empiezo a fantasear con el nombre de nuestros hijos y perro.

Él me dijo que, claramente, no está en posición de dar eso a nadie. No puede una relación así.

Yo, en realidad, quizás tampoco. Tengo que terminar de formarme como persona para tener una relación seria con alguien así. Quizás es lo ideal. Quizás no.

Antes que todo, debería contar un poco cómo comienza esta historia.

Apenas corté  con el-ex, agregué en feisbuc -esta herramienta traicionera- a un muchacho apenas conocido por un amigo mío. Era este.

Chateamos un poco, no sé de qué, pero me terminé enterando de que vivía en pareja y aborté la misión. Lo guardé como amigo porque me caía bien.

Un día hace algunas semanas, sube una canción que me parece preciosa y, googleando, descubro que el compositor, Bill Callahan, es el marido de otra cantante que me encanta, Joanna Newsom.

Mensajito va, mensajito viene. Escuchaste esto? Escuchaste esto otro? Chat. Chat. Chat. Mucha, mucha onda. Bueno, conozcámosnos. Pero yo no conozco gente de internet, no, yo tampoco. Pero bueno, bueno. Dale. Pero me estoy yendo, uy, yo también. Vuelvo el jueves, bueno perfecto.

Hoy jueves (ya ayer) me propone de vernos porque en el finde se le complicaba. Yo seguía un poco mareada de tanto viaje, pero decidí verlo igual… No sé si me encantó, todavía. Me sentí muy cómoda con él, me encantaba sentirlo cerca, escucharlo hablar, que me dé consejos, que me cuide, me respete. Me gusta el olor que me quedó en el cuerpo después de estar con él. En fin. Todo. Un verdadero hombre. O al menos eso parece.

En fin, una hermosa noche que se repetirá pronto, alguna tarde.

Y veremos, veremos a dónde nos lleva el viento, esta relación, todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Manifiesto

Entre dudas existenciales, crisis vocacionales, amigas, amigos, chongos, novios, potenciales, ex-novios, amor, sexo, música, exámenes y más dudas existenciales, les escribe la Srita. Kadbury. Esta fanática del chocolate y los tés especiales, cuenta un poco de lo que va percibiendo adentro y fuera de sí. Atenti...

Únete a otros 8 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: