El diario de la Señorita Kadbury

Fall (ing)

Posted on: abril 5, 2010

Llegó el otoño. Caminata con campera y narices como goteras por entre los árboles. Cantando canciones de los Beatles. Esto después de una noche movida: me sobrevino la angustia de vuelta.

Pero no podía hablar. Detesto no poder identificar lo que necesito, lo que quiero decir. Me taro, me trabo, se me inmoviliza hasta el pensamiento. No siento nada. Quizás mi instinto de supervivencia me anestesia ante la posibilidad de sufrir.

Fue lo de siempre con algunas diferencias. No estoy pensando en desaparecer ante un peligro inminente. Estoy pensando en que quizás esto no es ni será lo que quiero. ¿Qué quiero? No sé.

Sé, principalmente, que no quiero sufrir ahora. Sé que plantearle el tema de la exclusividad es un tanto fuerte, pero es eso lo que me asusta. De repente me encuentro maquinando con cosas como ¿con quién se habrá fumado el último porro que le quedaba? o ¿por qué llegó a las 6 de la mañana de una cena con amigos?.  Sabía que no era correcto preguntarle si su número de conquistas sexuales se mantenía estable. Creo que por su grado de fobia hubiese sido LO PEOR que podía hacer. Por suerte, contuve mis ganas y no le pregunté. Limité mi reclamo a un mero “No entiendo si esto va a algún lado”.

A veces siento que lo nuestro ES algo, el lobo también lo dice. Siento que ese algo es robusto, irreemplazable, ¿único?. La angustia pasa por no saber si para él también es así. No me importa “conocer a la familia, unir grupos de amigos, tener proyectos juntos” (lo que él define como “estatuto de novios” y que es “lo que no puede darme en este momento de su vida”), solo quiero estar segura de que quiere estar conmigo, a pesar del riesgo de que nuestros sentimientos crezcan (par o disparmente).

Acá es donde se chocan 2 Sritas. Kadburys: una que necesita la seguridad de un pacto y la exclusividad, y otra que cree que puede confiar en el cariño compartido y su particularidad, cuya fuerza puede ser mayor a unos (varios) polvos superfluos.

Por lo pronto, voy a hacerle caso a mi amiga María y darle espacio para que sea él quien me busque.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Manifiesto

Entre dudas existenciales, crisis vocacionales, amigas, amigos, chongos, novios, potenciales, ex-novios, amor, sexo, música, exámenes y más dudas existenciales, les escribe la Srita. Kadbury. Esta fanática del chocolate y los tés especiales, cuenta un poco de lo que va percibiendo adentro y fuera de sí. Atenti...

Únete a otros 8 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: