El diario de la Señorita Kadbury

Complicaciones

Posted on: julio 10, 2010

El tema de la cita no es tan simple. Se relaciona íntima y directamente con un largo capítulo de mi vida que titularemos Abril.

Abril y yo íbamos a la misma secundaria y a mediadios del primer año, nos hicimos MUY amigas. Mejores amigas. Simbiosis pura. Hacíamos casi todo juntas, ella me incluía en todos sus grupos, yo estaba siempre para apoyarla incondicionalmente. Siempre limpiaba sus lágrimas (que eran muchas, tal como es de esperarse de una Drama Queen). Y ella me dominaba. Me manipulaba para que yo hiciera lo que ella quería. Así hasta que un día dos años después me cansé, me puse de novia por primera vez, junté fuerzas y le dije todo lo que me pasaba.

Así se quebró mi amistad y comenzó uno de los años más solitarios de mi vida. Recuerdo estar llorando por problemas con el que era mi novio y que venía a abrazarme gente que apenas conocía, no mis amigas. Recuerdo llorar porque no sabía quién era. No sabía qué música me gustaba, qué ropa me gustaba, nada. Incluso hoy tampoco lo sé, a veces.

Después empecé terapia, dejé al chico y, poco a poco, todo se fue acomodando.

Pero nuestra relación nunca fue la misma. Pasaron tres años en los que su intromisión en mi voluntad fue cada vez más acotada, pero mi apoyo seguía. Hasta que un día, ella descubrió que tenía un problema: TAG o trastorno de Ansiedad generalizada. Empezó a medicarse. El drama fue aún mayor. Ella parecía disfrutarlo.

Las crisis vocacionales le dieron duro: ella nunca se animó a dedicarse de lleno a la actuación. Nunca pudo mantener ningún proyecto en pie. Y nunca se ocupó de mantener nuestra relación.

Mandó UN mail cuando supo un poco lo del Lobo, no sabe lo de mis padres, se queja de que no sabe nada de mi vida pero tampoco se encarga de llamarme. Dice “El martes vamos a tomar un café, ¿dale?” Yo, que doy clases de inglés, estudio canto, música y voy a la facultad, le propongo un horario. “Ay, no, es muy temprano para mí almorzar”. Feriados que me reservé para ella y que escondida detrás del facilista “bueno, mañana arreglamos”, nuestros planes quedaban en nada.

Ya le plantée muchas veces que cada vez que sale con un chico nuevo, se olvida de sus amigas. Que no devuelve los llamados. Que no noto intención de mantener la amistad. Incluso cuando nos vemos me siento totalmente ajena a ella.

Y este chico con el que quiero salir… quizás no es más que una manera para romper con esta relación. Porque no tengo los ovarios suficientes para encararla (ya dije que es muy dramática, pero también es muy hábil para generar culpas y yo… señorita culposa). Este chico de nuestra secundaria me tiene ganas desde el 2006. A principios de año, quiso que ocurriera algo pero yo estaba enlobizada y lo dejé pasar. Ella dijo que le gustaba, si me molestaba que saliera. Yo le dije que no.

Salieron, el chico descubrió en esa misma cita que no le gustaba y por miedo a su reacción, le dijo cosas como “siento que vos y yo re podríamos funcionar pero no en este momento de mi vida” (esta es la versión de ella). Quedaron en ser amigos, pero nunca ocurrió.

Yo me desenlobicé, me crucé a este chico en la calle de casualidad y mi corazoncito hizo plop.

Chateo va, chateo viene. Amiga mensajera me comenta que él sigue queriendo salir conmigo. Parece que con los hombres sí tengo ovarios y le planteo al muchacho toda la situación: la inestabilidad de Abril, que él la lastimó un poco, etc.

Mi amiga mensajera sigue insistiendo. Abril empieza a salir más formalmente con un chico y se la oye feliz.

Yo decido preguntarle en qué quedó todo con el amigo. Y le pregunto si le molesta que yo salga.

Dijo que no, pero después se quedó pensando y me preguntó si él me había tirado onda. Ella se re enojó con él.

Temo represalias dirigidas hacia mí. Temo represalias dentro del grupo. Temo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Manifiesto

Entre dudas existenciales, crisis vocacionales, amigas, amigos, chongos, novios, potenciales, ex-novios, amor, sexo, música, exámenes y más dudas existenciales, les escribe la Srita. Kadbury. Esta fanática del chocolate y los tés especiales, cuenta un poco de lo que va percibiendo adentro y fuera de sí. Atenti...

Únete a otros 8 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: