El diario de la Señorita Kadbury

Los casilleros occidentales

Posted on: agosto 21, 2010

Con mi mejor amigo tenemos una teoría: los occidentales creemos que la felicidad se alcanza marcando con un tic determinados casilleros. Casilleros como “trabajo”, “Salud”, “familia”, “amor”. En nuestra teoría, si uno de los casilleros está sin marcar, la felicidad no existe. Si tenemos todos marcados, deberíamos ser felices.

Esta teoría no me cierra porque, para mí, la felicidad no significa eso, no es un lugar al que llegamos. Yo creo que la felicidad son pequeños momentos de puro disfrute del presente.

Lo que sí rescato de esta teoría es que hay algo de esa ansiedad por tapar agujeros o marcar casilleros en nuestro accionar cotidiano. Apenas resolvemos algún aspecto (como por ejemplo, mi nuevo trabajo), empezamos a buscar cuál es el otro área por llenar (amor).

En parte, el deseo funciona por la carencia y no hay con qué darle; pero por otra parte, no quiero que esa necesidad constante de marcar casilleros me impida frenar un segundo y reflexionar-agradecer-contemplar-disfrutar los pequeños pasos que voy dando.

Es mi meta de la semana: disfrutar de mi nuevo trabajo, su ambiente dinámico y divertido, los compañeros, el contacto con la gente y no amargarme (aún) por mi soledad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Manifiesto

Entre dudas existenciales, crisis vocacionales, amigas, amigos, chongos, novios, potenciales, ex-novios, amor, sexo, música, exámenes y más dudas existenciales, les escribe la Srita. Kadbury. Esta fanática del chocolate y los tés especiales, cuenta un poco de lo que va percibiendo adentro y fuera de sí. Atenti...

Únete a otros 8 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: