El diario de la Señorita Kadbury

Meditación: la respuesta de Dios

Posted on: octubre 17, 2010

El viernes fui al primero de dos encuentros de Introducción al arte de meditar. Estuvimos hablando un rato largo sobre el fin de dicha práctica, las distintas formas de hacerlo, etc. Si bien la que daba la charla no era una muy buena oradora, dijo algunas cosas que me quedaron resonando.

La segunda parte fue práctica y mucho más linda. Fuimos al cuarto de meditación: una habitación cuadrada con muchos almohadoncitos contra las paredes, rodeando una mesa baja con libros sagrados, sahumerios e instrumentos musicales. Nos sentamos cómodos, respiramos un rato, repetimos OM y después nos quedamos en silencio, mientras la profesora explicaba la importancia de ese cierre. Algunas líneas creen que el mantra es el momento del llamado a Dios por lo que el silencio siguiente es cuando él nos responde.

Los poquitos que éramos estábamos muy concentrados, se escuchaba hasta el roce del aire al respirar. Esperando la respuesta de Dios, ¡¡mi celular empezó a vibrar!!

¡Qué vergüenza, Dios mío! Lamentablemente, en los mensajes de texto no había ninguna respuesta sagrada. Aún.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Manifiesto

Entre dudas existenciales, crisis vocacionales, amigas, amigos, chongos, novios, potenciales, ex-novios, amor, sexo, música, exámenes y más dudas existenciales, les escribe la Srita. Kadbury. Esta fanática del chocolate y los tés especiales, cuenta un poco de lo que va percibiendo adentro y fuera de sí. Atenti...

Únete a otros 8 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: