El diario de la Señorita Kadbury

Archive for the ‘interpretación de sueños’ Category

Estoy en crisis total.
La vuelta de mis padres me ahogó más de lo que pensaba. Mi madre es TAN insoportable.

Necesito irme a vivir sola, pero no sé cómo organizar mi vida ni si voy a poder mantenerme ni cómo planteárselos.

Además, no sé qué hacer en las vacaciones, ni con quién. Mi madre sufre por mí y dice “ay, no quiero que te quedes sin vacaciones”.

Por otro lado, este viernes canto. Estoy muy contenta, pero no sé qué ponerme.

Y siento que alejo a todos los hombres que se me acercan o los termino lastimando y eso también me hace sentir mal.
En fin, debería desactivar todos estos pensamientos y simplemente escribir los trabajos que tengo que entregar mañana en la facultad.

Anuncios

Soñé con el Lobo. Que nos juntábamos a hablar y le preguntaba duramente si él no quería una relación por mí o por su coyuntura. Él contaba que estaba con otras mujeres mientras estaba conmigo y éramos interrumpidos por amigos de él.

En el sueño no alcanzaba a responderme, pero por esas cosas mágicas del inconciente, el Lobo se transformaba en un amigo mío con el que hubo una no-historia en el verano. Para librarme de esa no-historia, le dije que seguía en duelo, que no podía verlo y no sé cuántas sarasas en vez de decirle llanamente que no me pasaban muchas cosas con él.

Entré en un espiral de preguntas, de relectura de mails y de ansiedad tratando de averiguar por qué el Lobo no quería una relación. Si me había hecho una gran sarasa. En un momento de casi desesperación rodeada de tantos mensajes lindos y no tanto, recordé que, más allá del motivo, lo importante es que hoy, él, NO ESTÁ.

Por muy difícil que me resulte, tengo que ser conciente de eso cada vez que me acuerde de él, y no entrar más en esos espirales angustiosos.

Antes de anoche soñé con el lobo. Soñé que se cogía asiduamente a mi prima. Que ella no sabía que yo también me lo cogía y me contaba sobre ellos. En el sueño, yo notaba que él le ponía mucha más onda a la “relación” conmigo que con ella.

Anoche chateamos durante 3 horas seguidas, nonstop. En esas 3 horas, le conté mi sueño. Le pregunté si se animaba a escuchar el significado que yo le atribuía.

La interpretación no me resultó complicada de pensar. Básicamente, yo lo siento relacionado con el modo en el que me presento ante él.

Tengo 21, él casi 29. Me siento un poco en inferioridad de condiciones. Sumado a mi inseguridad inherente…!

Entonces me veo en la disyuntiva entre mostrarme tal como soy o armar un personaje no tan alejado del real, que supongo puede llegar a agradarle: mi prima a la que me parezco aunque me supera enormemente en snob.

El sueño dejaba claro que a él le gustaba mucho más mi verdadero yo. Y él estuvo de acuerdo.Y yo también

Sin embargo, a veces, sin quererlo, poso para él. Me pidió que no lo hiciera. Le pedí que me lo recordara si me notaba tensa. Hablamos de la diferencia de edad, él dijo que a los 21 era mucho más inseguro y estaba mucho más confundido que yo.

También dijo que lo que le atraía de mí era que fuera abierta, sensata, inteligente, cariñosa y que compartiéramos el amor por la música. Quizás dijo algo más, pero no pude retener tantos halagos.

La edad le pega bien. No sé si todos los casi 30añeros tienen esa capacidad de observación o saben hacer sentir bien a una.

Me encanta este chico. Se ganó toda una nueva categoría para él.

Dicho con música (pido disculpas por la calidad, pero no pude subirlo de otra manera):


Manifiesto

Entre dudas existenciales, crisis vocacionales, amigas, amigos, chongos, novios, potenciales, ex-novios, amor, sexo, música, exámenes y más dudas existenciales, les escribe la Srita. Kadbury. Esta fanática del chocolate y los tés especiales, cuenta un poco de lo que va percibiendo adentro y fuera de sí. Atenti...

Únete a otros 8 seguidores

Anuncios