El diario de la Señorita Kadbury

Archive for the ‘menstruación’ Category

Las (y los) invito a ver este documental sobre la menstruación. Espero que los motive a la reflexión y al encuentro consigo mismas y /o sus compañeras.

Estos días fueron de puro mal humor.

Me vino, con mucho dolor. Me di cuenta de que me quedan 3 semanas de clases para cerrar el cuatrimestre y que me queda muchísimo por hacer. Tanto pendiente que me veo obligada a pausar  mis proyectos musicales para llegar a tiempo con todo.

Y, sobre todo, la maldita HIPERCOMUNICACION (conjugada con mi controlismo y paranoia) hicieron que al no ver conectado a Shimy un noche y su mañana siguiente imagine cualquier cosa. Maldito controlismo mío, maldita inseguridad, malditos miedos. Obvio que el desencuentro siempre es una posibilidad, pero no había ninguna señal de que así fuera.

Hacía tiempo que no me sentía así de vulnerable. Todos esos fantasmas me enojaban tanto que lo único que hacía era culparme de imbécil por engancharme y confiar.

Probablemente las hormonas influyeron enormemente en mi estado. Así como haber visto Blue Valentine esa tarde lluviosa estando sola. (acá abajo dejo el trailer)

Por suerte al día siguiente fui a terapia y a piano y algo me calmé…

Pero sobre todo, anoche vi a Shimy y los últimos fantasmas que quedaban dando vueltas se las tomaron. Haya estado o no con otra esa noche, sé que entre nosotros hay algo real.

El muchachito se fue a Córdoba por el finde, de gira con su banda, (gran banda, por cierto). Antes de irse, lamentó no poder venir a escucharme cantar con el trío vocal de jazz (más un guitarrista) y prometió que juntos íbamos a tomar ese vino postergado por el antibiótico.

Llegó el lunes; el lunes propuso de vernos. Nos vimos el martes. Ni sus lesiones aún no recuperadas ni mi condición femenina extrema impidieron que las pieles se desearan.

Si bien no es la química que tuve con el Lobo tan prontamente, de a poco hay ciertos códigos corporales que se van entendiendo.

Después me agarra la verborragia de mensajes de texto, del chat. La necesidad constante de que me demuestre de algún modo que sigue gustando de mí.

Creo que nunca en la vida me sentí tan insegura con respecto a un chico. Siempre (hasta el Lobo inclusive) me entregaba completamente sin dudarlo. Me abría de par en par y así me iban lastimando en mayor o menor medida. Así hasta el golpe final, sumado a muchos golpes laterales familiares que me hicieron aprender a desconfiar.

Y ahora llegás vos, con toda esa dulzura y calma que no esperaba. Con esos alfajorcitos cordobeses y fuertes declaraciones de amor con errores de tipeo, que dejan dudas hasta de tu sobriedad.

Pasa un día que no sé nada de vos y mis viejas inseguridades reviven.

Este finde quiero que vengas a mi casa. Que conozcas mis cosas, mi cama, mi piano.

Quiero que me conozcas.

Alguna vez creo haber comentado que con unas compañeras de canto estaba armando una pequeña muestra. A una de ellas, nuestro profesor le dijo “vos naciste para cantar”.

A las otras dos, no nos lo dijo. No sé si es porque no nacimos para cantar, porque él cree que ya sabemos que ese es nuestro deseo o… no sé.

Lo cierto es que últimamente siento cierto rechazo o mala onda de su parte. Quizás está enojado conmigo porque desde que empecé a trabajar estoy un poco menos comprometida con el canto. O quizás, proyecta en mí no sé qué. Quizás esperaba algo de mí que no soy.

Lo cierto es que sigo disfrutando sus clases y creo que debería hablar con él… ¡pero me da una vergüenza y un miedo lo que pueda llegar a decirme!

Ella tiene unas sutilezas, un control, una capacidad expresiva con la voz alucinante. Todo eso que yo carezco o no tengo tan desarrollado aún. Quizás a ella le insiste porque no tiene la iniciativa (en exceso) que tengo yo. Yo soy tan proactiva que a veces me olvido en qué quiero poner mi energía realmente.

Ahora me voy a ir a bañar y dormir porque mañana quiero estar descansada y disfrutar el día. Esa es mi prioridad.

PD: ¡Medité casi todos los días desde el viernes hasta hoy!

PD2:Estoy con un atraso extraño. No corrí ningún riesgo… ¿estrés?

Las cosas con el nuevo chico se han ido desarrollando de una manera totalmente novedosa para mí. No se parece en nada a lo que he conocido. Con una frontalidad que me encanta y una capacidad amplia para comprenderme, se está haciendo un lugarcito en mí. Pero no estoy del todo convencida aún.

La primera cita fue un domingo. Me pasó a buscar puntualmente y llevó a cenar a una cantina muy familiar. Me trajo a casa y nos quedamos hablando un buen rato en el auto. Intentó darme un beso, pero yo me corrí. No sentía deseos de besarlo, quería seguir hablando. Me invitó a cenar al próximo viernes.

A los dos días lo volví a ver: fui a buscarlo a un recital muy cerca de mi casa y volvió a traerme a casa. “Yo sé lo que te pasa: tenés el corazón roto y por eso te cuesta abrirte. Pero te voy a esperar, sólo dejame.” Me derritió un poco y nos besamos. (Formamos partes de clubes de besadores compatibles).

Ese viernes fuimos a cenar a un lugar vegetariano que me gustó muchísimo. La charla también me gustó y terminamos en su casa, aunque sin grandes concreciones por mi situación femenina mensual.

Ese fin de semana fue duro a nivel familiar: muchas peleas, discusiones, angustias. No conmigo pero sí a mi alrededor. Terminé muy angustiada.

Llegó el lunes. Terminé en la facultad muuy tarde, más de lo esperado. En medio de la lluvia, recibí el siguiente mensaje de texto: “¿Querés que te pase a buscar? Yo ya cené, pero te acompaño si es que vos no cenaste.” Accedí. Fuimos a picar algo y volvió a indagar sobre mi corazóncerrado. Ahí le expliqué. No es con él, es que mi cuota de sufrimiento está completamente agotada por la/s situación/es familiares y no puedo sumar otro factor de posible dolor.

Entre lágrimas, le fui lo más sincera que pude. Intenté dejarle en claro que no tenía nada que ver con él.

Al día siguiente, empecé con una faringitis viral de la que todavía me estoy recuperando. Quizás el domingo nos veamos. No sé. Es nuevo no ser yo la enamoradiza. Es nuevo que alguien me venga tan de frente y me diga que soy TAL CUAL su estilo. Que me mande mensajes diciéndome que me quiere abrazar.

Es nuevo que todo vaya tan bien, tan pronto.

Es nuevo.

Hoy, en el subte, escuché 6 veces seguidas esta canción. A mi entender, es la mejor del último disco de Drexler, Amar la trama.

¡Ojalá la disfruten!

(Cuando vuelvo, comento mi sesión de terapia… Ahora me voy a estudiar con unos amigos)

  • Mi profe de canto está organizando un “trabajo práctico”: 3 alumnas suyas vamos a cantar temas de jazz en agosto/septiembre con público. Hoy tuvimos el primer ensayo con el guitarrista y fue SUPER LINDO. =)
  • Me saqué buena nota en uno de mis exámenes, compensando una muy baja.
  • Mi mamá está un poco menos angustiada: se enteró que tiene un problema de tiroides y parece que eso la tiraba mucho para abajo. Se está haciendo muchos estudios y ojalá encuentren una medicación que la ayude.
  • El miércoles cumplo 22 años.
  • Tengo el comentario-buena-onda perfecto por si el Lobo me llama por mi cumple: en octubre viene a Bs As una de sus o su banda preferida, The Pixies.
  • Así como la ficha de que las cosas en casa no estaban bien, siento que me cayó una especie de ficha con esto de cómo quiero encarar mi vida profesional.
  • Me vino.

Manifiesto

Entre dudas existenciales, crisis vocacionales, amigas, amigos, chongos, novios, potenciales, ex-novios, amor, sexo, música, exámenes y más dudas existenciales, les escribe la Srita. Kadbury. Esta fanática del chocolate y los tés especiales, cuenta un poco de lo que va percibiendo adentro y fuera de sí. Atenti...

Únete a otros 8 seguidores